lunes, 16 de mayo de 2016

#Awsome3FIT: Mis 30 años MUY llenos de vida


Quienes me conocen saben lo importante que es mi cumpleaños para mi. Lo mucho que disfruto celebrarlo y vociferarlo a los cuatro vientos; lo que me gusta que me abracen, me llamen y me feliciten; lo que significan los días previos, la espera del este gran día y su llegada.

Nunca me he sentido mal de cumplir años. Siempre lo he celebrado y me emociona mucho hacerlo.  

Y aunque todos los años son importantes, este será realmente especial porque llego al tercer piso. Y aunque no me siento para nada mayor -por el contrario me siento muy joven y lo dejé claro en mi post Tengo casi 30 ¿y qué?- cumplir 30 significa mucho en esta sociedad con un deber ser y cánones de comportamiento bien establecidos. Cumplir 30 años y no tener hijos, estar soltera y tratando de buscarte la vida como emigrante en España no era precisamente el ideal de vida que me había planteado cuando tenía 20 años (aunque con 20, ¿qué tanto sabe uno de la vida?). No me quejo, me fascina mi vida. Pero vamos, que todos sabemos que cumplir 30 es un issue

En todo caso, debo reconocer que este año y por primera vez en la vida me ha pegado un poco la crisis cumpleañera. No me malentiendan, no es que ahora no guste cumplir años; pero he comenzado a sentir que los años pasan muy rápido y me da un miedo terrible no poder hacer todo lo que quiero hacer en mi vida. Confieso que me da pavor que llegue el día en el que me toque mirar hacia atrás y no sentirme suficientemente satisfecha.

Es por eso que para este cumpleaños, y siendo fiel a mi tradición de contar los días que faltan para mi aniversario de vida, he decidido hacer un recuento muy especial: 30 logros que he alcanzado durante mis últimas 30 vueltas al sol. Serán de todo tipo: aprendizajes, metas logradas, proyectos culminados, lugares, personas o cosas que me han llenado de vida y que me han hecho ser lo que soy hoy.

Serán 30 días para celebrar la vida, levantarme la moral, agradecer no ser la típica treintañera que todo el mundo esperaba fuera (menos mal) y poder decir: he vivido 30 años maravillosos muy bien vividos. No puedo esperar por 30 más.

Prepárense para poner a prueba (un año más) su paciencia y soportar durante 30 días mi SPAM cumpleañero. Llenaré sus RRSS de collages y cursilerías. Están advertidos.

Comenzamos el jueves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada