martes, 23 de diciembre de 2014

Historia del día: las pequeñas sorpresas.

CONTEXTO: esta mañana tuve que ir hasta extranjería a buscar mi autorización de regreso porque mañana me voy a Francia (cosas fastidiosas que deben hacer los inmigrantes cuando tienen la tarjeta de residente vencida).

Iba medio amargada porque ODIO ir hasta allá. Es el lugar más horrible de todo Madrid y cuando voy me siento más extranjera que nunca. En fin...
Salgo del metro, entro a una tienda para sacarle una copia a mi pasaporte y me atiende un español como de 55 años.

- Yo: hola! Quisiera una copia de esto?
- Él: ya sabía yo que eras venezolana.
- Yo: ... eh... jeje.
- Él: cómo me he peleado yo por defender a Venezuela de todo el mundo.
- Yo: cómo así?
- Él: es que ese país es maravilloso. Mi hermano vive en Isla Margarita y un primo en Rómulo Gallegos en Caracas. Que país!
- Yo: ay que bueno! Margarita es muy bello. Y yo trabajaba cerca de la Rómulo :) jeje... cuánto le debo?
- Él: toma unos caramelos y por ser venezolana no te voy a cobrar. Que tengas un buen día. Y feliz navidad! :)

Este hombre me hizo el día entero :) :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada