viernes, 9 de marzo de 2012

De visita en el país del chocolate (Parte I)

Mi amiga Mariana se casó hace un año y se fue a vivir a Viena. Desde que está allá lo único que ha hecho es viajar y pasear por Europa (mala vida, eh). Obviamente no iba a perder la oportunidad de salir de nuevo ahora que viene Semana Santa,  así que ella y Daniel decidieron visitar Bélgica. Tomando en cuenta que viví un año -de intercambio- en ese país, me pidió que le hiciera una guía para un flash trip de 2 día en Bruselas y Brujas.

Muy pronto me entusiasmé con la idea, le pedí algo de ayuda a mi amigo Manuel (que también se fue conmigo de intercambio y ahora vive allá) y me puse manos a la obra. El resultado es un quick city tour por ambas ciudades que incluye las principales cosas a ver (y comer), y como me gustó tanto quisiera compartirlo con ustedes. Total, nunca saben cuándo les saldrá la oportunida de conocer el país de las papas fritas, la cerveza y el chocolate. 

P.D: si deciden ir (viaje que recomiendo 100%) avisenme y les doy más tips :) 

*-*-*-*-*

Un día de paseo por Bruselas... 
 
Información básica.

Bélgica se divide en 2 partes: la Valonia (Walone) -el sur, que antes era parte de Francia y por lo tanto es de habla francesa-; y la Flandes (Flanders) -el norte, que era parte de los Países Bajos y es de habla flamenca que es un idioma parecido al holandés-. Bruselas, la capital, está en el medio y allí se hablan los 2 idiomas; además mucha gente habla inglés.



La mejor forma de viajar en Bélgica es en tren.  

Cuando lleguen a la estación pregunten por el Go Pass. Es un ticket que te da 10 viajes dentro de Bélgica y sale muchísimo más económico que comprar los pasajes individuales. El Go Pass cuesta 50 y se puede compartir entre cuantas personas quieran. Lo que tienen que hacer es llenarlo con sus datos cada vez que van a viajar. Sirve hasta los 26 años, así que si ya se pasaron compren el Rail Pass, que es lo mismo pero para mayores de 26 y un poco más caro (creo que cuesta 76).

Importante: llenen el ticket antes de entrar al tren. Si el controlador pasa y no lo tienen lleno, les pueden poner una multa.

Bruselas

En Bruselas hay 3 estaciones: Gare Central, Gare Midi, Gare Sud.

- La Central es la que queda cerca del centro de la ciudad; es decir, cerca de todo lo que se suele visitar .
- La Midi es la más grande y de donde salen todos los trenes rápidos a otros países de Europa (TGV, Eurostar, Thalis, etc.). OJO: Si su tren desde el aeropuerto o desde otro país los deja en esta estación y quieren ir hasta la Gare Central, compren el ticket individual. Ni se les ocurra gastar un viaje del Go Pass en esto porque este trayecto debe costar como 1€. 
- La Gare sud ni idea. Nunca la conocí.

Si van a estar en Bruselas por poco tiempo les recomiendo tomar el autobusito turístico rojo (o azul) y hacer el recorrido por Bruselas. Éste va a todos los lugares claves y ustedes deciden donde bajarse y donde no. Creo que en la estación central (gare central) pueden pedir info del autobús; si mal no recuerdo se toma súper cerca de ahí.

El city va a pasar frente el Atomium. Tomen fotos afuera pero no les recomiendo entrar. Es un centro de exposiciones y no hay nada divertido ahí. Al menos a mi no me pareció. Además cuesta 11€ la entrada. Admírenlo por fuera, de día es impresionante y de noche también tiene su encanto con las luces.


Nota: el Atomiun es como nuestra Flor de Hannover (Barquisimeto) o como la Torre Eiffel para Paris. Es decir, fue utilizado en una exposición mundial para el pabellón de Bélgica.

Sobre las papas fritas: "las frites" son parte de la comida típica de Bélgica. Un plato belga casi siempre está acompañado de papas, pero además existen puesticos de venta de "frites" por todas partes. Los belgas suelen almorzar un cono de papas fritas (o un baguete) con cualquiera de los cientos de salsas que tienen para untar. Así que es algo que tienen que probar. 

Aunque con el autobús visitan casi todo, visiten y paseen con tiempo la plaza central: la Grand-Place. Es lo más bello de Bruselas y considerada de las más bellas del mundo. Fue decretada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1998. Está conformada por un conjunto de edificios viejos de estilo barroco y gótico entre los que están el ayuntamiento, la casa del rey, el museo de la cerveza, y otros museos. Cerca de la plaza está el Manneken Pis (el niño que salvó a Bélgica de un incendio apagándolo con su orine. Tal cual). En el camino a verlo pueden comerse unos waffles (gaufre) con chocolate, crema chantilly, fresas, cambur… ¡Ñami! Cuando les pregunten cual waffle quieren, pidan el de Liége, es más rico que el de Bruselas. O mejor prueben ambos ;) 


Les recomiendo visitar La Rue (calle) de Bouchers que queda detrás de las Galería reales de Saint-Hubert, cerca de la gran plaza (afuera hay una heladeria de Häagen-Dazs, para que se ubiquen). Si atraviesan las galerías (que es hermosa a ver), a la mitad van a ver una calle que baja donde hay muchos restaurancitos con mesitas afuera, esa es la Rue de Bouchers. Es muy fina a ver, pero no coman ahí pues es muy turística y la comida no es tan buena. 

En la Plaza Sainte Catherine o en el Quai aux Briques (al lado de la plaza)  hay unos sitios chéveres para comer el plato típico belga: mejillones, papas fritas y cerveza (müles, frites et bière). Es un ¡Must! Aunque les suene raro, deben comerlo. No se arrepentirán.


Si bajan por la Rue de Bouchers, como a la mitad a la derecha hay una calle ciega. Al final está la Jeanneke Pis (la novia del Manneken). Es una escultura muy nula y no es tan famosa, pero ahí en frente está el café Delirium. ¡Tiene que ir! Es un bar finísimo donde hay miles de tipos de cerveza de todo el mundo (hasta hay polar). 

Sobre las cervezas belgas: por si no sabían Bélgica es el país de la cerveza (sí, Alemania no lo es) y existen más de 500 tipos de cervezas distintas. Si son atrevidos, tomense una Chimay (roja o azul). Es típica belga, muy fuerte y con 9 grados de alcohol (tomen en cuenta que una pilsen tiene 3,5°). Si no quieren aventurarse, se puede tomar una Duvel, Leffe o Stela Artois. La Jupiler es la pilsen normal. A las chicas les recomiendo pedir una Kriek, que es una cerveza divina de cereza. Estas cervezas que les nombré pueden pedirlas en casi cualquier parte, así que aprovechen en Delirium y pidan la más extraña. Hay una frutales (melocotón, manzana, frambuesa) que son muy ricas. En fin, diviértanse con la carta.

Si son fanáticos de los comics deben saber que TinTin (TanTan en francés) es belga (al igual que los Pitufos). Van a ver imágenes de ellos por toda la ciudad; más ahora que salieron las películas. Cerca de la Grand Place está la tienda oficial de Tin Tin. Si se lo tripean pueden ir, y si les gusta mucho los comics y esas cosas, pueden ir al Museo de los Comics (Centre Belge de la Bande Dessinée). (Más info)

Si quiereen ir de compras, si cruzan a la derecha al final de la Rue de Bouchers y siguen derecho todo el tiempo van a llegar a la calle comercial de Bruselas. La Rue Neuve. Ahí están todas las tiendas típicas: Zara, MNG, H&M, etc. Esto en caso de que vayan con ánimos de comprar. Bélgica, la igual que la mayoría de los países de Europa es costoso. Es más caro que España pero mucho más económico que Francia.


Si pueden y está abierto para el público (si los reyes no están en Bélgica), visiten el Palacio Real (Palais Royal). ¡Es bellísimo! Queda cerca de la estación central y frente al parque de Bruselas. (¡Sí! si no lo sabían Bélgica es un reino y tiene una monarquía instalada desde hace mucho años). Aunque los reyes sirven más para asuntos diplomáticos que para otra cosa, dicen que gracias a ellos es que Bélgica no se ha separado en 2 (flamenca y francesa). Van a ver postales de los reyes por todas partes porque los belgas respetan mucho a la familia real. 

Cerca de la estación también está la Catedral de Saint Michel. Es muy linda y es donde se han casado todos los príncipes y reyes belgas. 

Sobre chocolates: no habrán ido jamás a Bélgica si no prueban el chocolate. Si van a comprar pralines, no se vuelvan locos comprando en cualquier parte porque no todos son buenos y hay unos hiper caros. NO compren los que veneden en las tiendas de souvenir porque no suelen ser muy buenos. Por todas partes van a ver tiendas de pralines, así que mosca. Yo les recomiendo los Godiva que son, de los mejores, los menos caros. También están los Leonidas que son divinos y a un excelente precio. Otra opción son los Neuhaus. Son los mejores de todos pero carísimos. Ustedes deciden lo que mejor se acomode a su bolsillo. Esas marcas que les dije es si quieren pralines artesanales (típicas de Bélgica), pero si quieren chocolate para llevar, compren cualquiera Côte d'Or que es como el Savoy belga. Los van a ver por todas partes, pero les recomiendo no comprarlos en tiendas de souvenir porque los venden 5 veces más caros.



Otras cosas a visitar en Bruselas:

-     El Parlamento Europeo. Debe tener visitas guiadas y creo que puedes entrar al pleno de la asamblea. El edificio es bello y, según la opinión de un amigo, “es fino saber que allí se toman un montón de decisiones importantes”. Si van, sería genial que fueran un jueves y luego vayan a la Place du Luxembourg que queda justo en frente. Los eurodiputados trabajan de lunes a jueves así que ese día, por la tarde-noche, los asistentes de éstos y la gente que trabaja en el Parlamento se van a los cafés que están en la plaza a tomar algo.

-     El Parc du Cinquantenaire.

-     El Musée des Instruments de Musique (Museo de instrumentos musicales). No es tan fino pero el edificio es bellísimo y desde el último piso, donde hay un restaurante divino, pueden apreciar una de las mejores vistas de la ciudad. De noche es mucho mejor. (Más info)

-     La Mini Europa: es un parque temático en miniatura de toda Europa, pero si no tienen mucho tiempo olvídenlo. (Más info)

Si quieren más información sobre Bruselas, les recomiendo esta página: http://visitbrussels.be

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada