lunes, 7 de diciembre de 2009

Necesidad

El SOL hace tanta falta por estos lados,

que los días que amanecen soleados me gusta sentarme

en el primer puesto del segundo piso del autobús

para recibir sus rayos y calentarme un poquito

Aunque llegue china a Oxford

de tanto arrugar los ojos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada